« Home | Castigando a Dios » | Dolor y Dios: Un Problema Emocional (Tercera Parte... » | Dolor y Dios: ¿Cómo Pueden Coexistir? 2a Parte » | Dolor y Dios: ¿Cómo Pueden Co-Existir? » | Faraón y la Religión » | Hebreos 1, Quinta Pregunta » | Hebreos 1, Cuarta Pregunta » | Hebreos 1, Tercera Pregunta » | Hebreos 1, Segunda Pregunta » | Hebreos 1, Primera Pregunta »

Hebreos 1, Sexta Pregunta

He variado la forma de esta pregunta de lo que aparece en la hoja de estudio usado por la Iglesia Biblica de Padierna. Hay que enfatizar también que mis respuestas no son algo oficial, sino que son precisamente eso: mis respuestas, lo que yo pensé y descubrí al enfrentar estas preguntas.

En los vv.2-4 tenemos almenos once identificaciones distintas del Señor Jesucristo. Obviamente este tiene que ser un pasaje clásico para la doctrina de la persona del Señor. ¿Qué significa cada designación?
1. Que Cristo es el Hijo, v.2 significa:
Que es Mesías, el Rey ungido del pueblo de Dios; Salmo 2:7, Salmo 89:26,27; 2a de Samuel 7:14; Juan 1:49.
(Esto se puede analizar en la siguiente división: Hijo de Dios; Hijo del Hombre; Hijo de David.
Hijo de Dios se puede ocupar como de Adán en Lucas 3, para mostrar que es una obra especial en la imagen de Dios –que precisamente eso es lo que lo constituye como ser humano: nuestra humanidad originalmente es precisamente nuestra semejanza a Dios; pero Hijo de Dios también puede significar Dios el Hijo y ser un título de deidad absoluta, como en Juan 11:4.
Hijo del Hombre también puede tener casi los mismos dos significados. Se refiere muy claramente a la deidad en Daniel 7, y Cristo así lo toma de sí mismo en Mateo 26:64. Pero también se puede tomar sencillamente como indicando humanidad, como en el Salmo 8, un uso reflejado en el libro donde más ocurre en el antiguo testamento, Ezequiel.
Hijo de David se refiere al rey, heredero legal del trono que Dios concedió a David y a su descendencia por juramento. Mateo establece que éste es Jesús de Nazaret (Mateo 1:1-14: compare también Mateo 20:31,32; Mateo 22:42).
No es por decir que todas estas cosas estén presentes cada vez que se usa uno de estos títulos: pero son elementos esenciales de la doctrina de Cristo, y el uso variegado de la palabra “hijo” en algún punto u otro manifiesta cada una de estas cosas.)
2. Que Cristo es el heredero de todas las cosas, v.2, significa:
Que ocupa la posición que hubiera ocupado Adán en la primera creación – es decir, que Dios le ha concedido un señorío absoluto y universal –aquí se puede comparar el Salmo 8 nuevamente, y para la teología de dos Adanes hay que agregar Romanos 5 y 1a de Corintios 15. La idea básica es que Adán era la cabeza de la humanidad: cuando cayó, enredó a toda su posteridad en el desastre del pecado original. Pero Cristo es la cabeza de la nueva humanidad: todos los que están unidos a él participan en su vida, en el galardón por lo que él ha hecho. Aunque no en los mismos terminos, creo que esta teología de los Adanes aparece en Lucas y obviamente también aquí en Hebreos.
3. Que Cristo es la persona por quien Dios ha hablado, v.2 significa:
Que él es el profeta que debía de venir, Deuteronomio 18:18. Es el profeta perfecto, quien puede dar a conocer al Padre como ningún otro (Juan 1:18), por estar en el seno del Padre, por ser de la misma sustancia que el Padre, por ser Dios. A la vez, puede comunicar con los hombres porque es hombre. La distinción entre Creador y creación no se puede atravezar de nuestro lado (cuando Adán y Eva lo intentarón caímos a ser más bien semejante de los demonios, a ser como las bestias que perecen). Pero ahora Dios mismo atravezó ese golfo, y el unigénito Hijo del Padre fue hecho carne (Juan 1:14), y nos manifestó a Dios mismo. Por lo tanto, entonces, es también el gran legislador: lo que él dice no solamente interpreta sino que define la realidad. Su palabra es eficaz, creativa: Porque él dijo, y fue hecho; el mandó, y existió (Salmo 33:9).
4. Que Cristo es la persona por quien Dios hizo el universo, v.2 significa:
Que Cristo es el Creador, como lo es la Sabiduría en Proverbios 8, o como dicen Juan (Juan 1:3) y Pablo (Colosenses 1:16). Las palabras aquí no agregan mucho: es mejor considerar el cielo, el mar, las montañas, las nubes, la luz, una hormiga, y maravillar que todo esto es por el poder de Cristo.
5. Que Cristo es el resplandor de la gloria de Dios, v.3 significa:
Que en él se ve la gloria de Dios, Juan 14;9; que es la máxima revelación de Dios mismo. Cuando Dios se da a conocer, es en el Hijo. No puede haber una revelación más adecuada de Dios que el que se encuentra en Cristo. Por cierto que nuestro entendimiento de esa revelación puede mejorar, y mejorará cuando Cristo regresa en gloria: pero en sí esa revelación es perfecta. Por buscar no hubieramos podido encontrar a Dios. Pero se ha dado a conocer: nos ha mostrado su gloria en la gloria del unigénito del Padre, lleno de gracia y verdad (Juan 1:14).
6. Que Cristo es la imagen misma de la persona de Dios, v.3 significa:
A.Que comparte la misma sustancia de Dios. Otra vez y de una manera distinta se anuncia la gran verdad que Cristo es Dios, aquí en términos algo más apegados a los que usa Pablo en Filipenses 2:6. Lo que Dios es, Cristo es.
B. Que es la manifestación perfecta del Dios invisible. El Dios invisible (1a de Timoteo 1:17), que mora en luz inaccesible (1a de Timoteo 6:16) ha aparecido en Cristo (Colosenses 1:15): en la cara de Jesús vemos la gloria de Dios (2a de Corintios 4:6).
7. Que Cristo es el que sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, v.3 significa:
A. Que es poderoso.
En todo momento mantiene en su existencia a todo el universo, desde las partículas subatómicas hasta las galaxias más enormes. Da vida a la ballena y al microbio. Mantiene las estrellas y planetas girando en su danza compleja, y dirige la gota de agua que escurre por la ventana.
B. Que es activo. Cristo no está dormido: sabe perfectamente lo que sucede. El es quien da energía a todo, y actúa para dirigir los eventos en toda su complicación hacia el fin determinado.
C. Que todo depende de él. Sin su favor, sin su poder, sin su voluntad no es que no podemos funcionar: no podemos existir. Todos que lo rechazan lo rechazan con la fuerza que él mismo los suple: usan los pulmones y el aliento que él mantiene para blasfemarlo.
8. Que Cristo es el que efectuó por sí mismo la purificación de nuestros pecados, v.3 significa:
Que es el único y el suficiente salvador. Es el único salvador, pues lo hizo solo. No necesita ayuda de María, de los santos, de los ángeles o de nosotros mismos. El lo efectuó. Si agregamos a cualquiera persona o institución en esta obra de la salvación le robamos su renombro merecido. Pero no lo dejó a la mitad: lo completó sólo, pero lo completo bien. No tenemos por qué agregar cualquiera cosa a su obra, porque su obra es perfecta. No hay opción: si Cristo falla no seremos salvos. Pero es imposible que Cristo falle. No podemos organizar un plan alterno por las dudas: pero tampoco existe el motivo más mínimo para dudar. Cristo es el único y suficiente salvador.
9. Que Cristo es el que se sentó a la diestra de Dios, v.3 significa:
A. Que terminó su obra de purificación. Al sentarse a la diestra del Padre nos dio una confirmación fuertísima de la verdad de sus palabras en la cruz, ¡Consumado es! (Juan 19:30). El siervo no se puede sentar hasta que haya terminado su trabajo (Lucas 17:7,8). Dios descansó hasta después de terminar su obra de la creación (Génesis 2:1,2). Cristo no reposará hasta que termina (Isaías 42:4): entonces si ahora está sentado, es porque ya terminó.
B. Que Dios lo aprobó en esta obra. Está sentado a la diestra de Dios –en la posición de honra. Al invitarlo a tomar ese asiento (Salmo 110:1) el Padre está manifestando su aprobación de su Hijo, como hizo anteriormente hablando desde el cielo (Mateo 3:17;Juan 12:28), y como, almenos según algunos intérpretes, hizo en la resurrección (Romanos 1:3,4).
C. Que ha sido sumamente exaltado (Efesios 1:20-23). Cristo es la cabeza de la nueva creación, la iglesia: Cristo tiene un nombre sobre todo nombre (Filipenses 2:9); tiene toda autoridad. Es imposible pensar en una situación de mayor exaltación. Aunque hay oposición, aunque no todas las cosas han sido sujetadas a él en realidad, tiene tal autoridad que todo debe de estar sujeto a él, y viene el día cuando todo lo será.
10. Que Cristo es el que es hecho superior a los ángeles, v.4 significa:
Esto es algo difícil. En su deidad, por supuesto, Cristo siempre fue superior a los ángeles. Como hombre, era un poquito menor. Pero ahora ha sido exaltado hasta lo sumo: tiene una posición más arriba de los ángeles (de hecho, los ángeles son sus siervos y ministran a los que serán herederos de la salvación). Entonces podemos tomar esto como una aclaración de su exaltación. Cristo ha sido de tal manera exaltado, que en su naturaleza humana, reina sobre los ángeles. Los seres a los cuales, por su encarnación era inferior, ya los ha rebasado, almenos en cuanto a su posición.
11. Que Cristo es el que heredó un nombre más excelente que los ángeles, v.4 significa:
Aquí también mi respuesta es un poquito complicado y más que un poquito provisional. Cristo recibe el nombre de Hijo en un sentido que no se puede aplicar a los ángeles. Pero eso por cierto que lo tuvo en su naturaleza divina antes de la encarnación. ¿Será su herencia algo que recibió después? Si es así, quizás podemos agregar a lo que dijimos bajo el 10, que el trabajo de Cristo era superior a los ángeles: y por tanto su galardón lo es también. Cristo hizo lo que los ángeles no podían hacer: es digno que sea partícipe de una gloria que ellos no experimentan.

Obviamente lo que se ha dicho aquí son puros bosquejos, sugerencia, pistas para estudio adicional. Creo que en este capítulo sería muy fácil pasar toda la vida estudiando y apenas conocer más que la superficia, porque estamos aquí en la presencia de algunas de las áreas más elevadas y profundas de la teología cristiana. Al pensar en estas cosas, necesariamente nos damos cuenta de nuestra insuficiencia para maravillas tan grandes. Estas verdades se nos esconden, no por engaño u obscuridad, sino que su misma magnificencia nos deja parpadeando y viendo indistintamente, como cuando miramos al sol. Pero si cuidadosamente afirmamos todo lo que dice la Escritura en cuanto a él y regocijamos y maravillamos ante la presencia de nuestro Cristo exaltado, no nos desviaremos del camino correcto que llevará en los tiempos que Cristo se manifiesta en gloria, a un conocimiento dulcísimo de nuestro bendito Señor. Unamos al trabajo analítico de la teología, el alabanza del corazón frente a la majestad de nuestro Dios encarnado, Cristo Jesús.

Labels:

About me

  • Ruben
  • D.F., Mexico
  • Soy un cristiano, dedicado a la teología reformada, como la mejor expresión de la enseñanza de la Bíblia, y por lo tanto el sistema teológico que más glorifica a Dios. No soy yo quien aparece en la foto en mi perfil. Pero me gusta como se ve de todos modos.
My profile
Powered by Blogger
& Blogger Templates
Hosted by WebsiteMaven